Miguel Cortijo: “Crecimos demasiado”

Revivimos la entrevista con Miguel Cortijo que Mundo D, la sección deportiva de La Voz del Interior, publicó en su edición de ayer.

Para el histórico base de Ferro, la evolución del básquet argentino fue inmensa. Será uno de los invitados al campus de Live Basketball

Será uno de los visitantes ilustres del Campus de Verano Live Basketball a realizarse desde el 10 de enero en esta capital. Miguel Cortijo fue un ícono del básquet argentino de los ‘70 y ‘80 y un jugador que, en su tiempo, parecía irremplazable. Claro, hasta que apareció Marcelo Milanesio.

Desde su Santiago del Estero natal, el ex base de Ferro habló de su presente como impulsor de un básquetbol con sentido social y, también, del presente de un básquetbol que ni él mismo imaginó.

“En mi época, uno no pensaba hablar de esta realidad. Uno podía creer en un crecimiento permanente de la Liga, acompañado de desarrollo para jugadores, entrenadores, árbitros y dirigentes, pero no al punto de lo que pasó. El crecimiento que tuvimos fue inmenso, impresionante”, evaluó el mejor asistente del Mundial de España ‘86.

“No imaginé –continúa– que algún día iba a poder compartir un campus con un NBA argentino, como Fabricio Oberto. Los diversos pasos que dieron nuestros jugadores en distintas ligas hasta desembarcar en la NBA ha sido espectacular.Más de lo pensado. Porque ellos (los jugadores) no sólo llegaron: han triunfado, que no es poca cosa. Eso debe servir como una gran motivación para las generaciones que vienen”.

–¿Hay sucesores para la Generación Dorada?

–Siempre aparecen jugadores. Cuando me fui yo apareció Marcelo (Milanesio), después “Pepe” Sánchez y más tarde Prigioni tomó la posta de éste. Ahora se asoma Juan Manuel Fernández, de la Universidad de Temple, al que lo vi jugar en un par de partidos de preparación en la selección. Es un jugador que me gustó mucho, está haciendo su carrera en Estados Unidos y será el base que necesita el equipo argentino. Pero hay que seguir preparando chicos, porque siempre salen.

Radicado en Buenos Aires desde los ‘80, Cortijo jugó hasta los 42 años (tiene 52) y alternó como asistente técnico con Marcelo Richotti y Daniel Jaule en la Liga Nacional. Pero ahora su apuesta pasa más por un perfil formativo. “Estoy haciendo más cosas de costado social y pongo las energías en actividades que también tienen que ver con el básquetbol, pero con otros tiempos. Traté de dar un giro para otro lado, tratando de seguir relacionado con el básquet desde otro lugar, desde otra mirada”, explica, a la vez que recuerda que con el trabajo de la cantera creció nuestro básquet.

“Hay que seguir creyendo en los procesos a largo tiempo, que son los que brindan las mejores posibilidades. No hay que olvidarse que la Generación Dorada empezó a trabajar en 1997. Estas cosas no salen por arte de magia. Es bueno mirara para atrás y saber que hay procesos para crecer”.

(Foto: LVI)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Info Córdoba

  • Fotos de todos los planteles

A %d blogueros les gusta esto: