Cumpleaños: Thomas Jordan, talentoso y… ¿un poco mentiroso?

Hoy, 23 de mayo, cumple años Thomas Jordan, un pivote que fue clave en las consagraciones de Atenas en la Liga Nacional 1990 y de la Liga Sudamericana 1997. Pero no nos vamos a detener en los logros deportivos de este jugador que promedió 11 puntos en cuatro partidos con la camiseta de Philadelphia en la NBA y que también pasó por las Ligas de Grecia, España e Italia, entre otras. Vamos a hurgar un costado distinto, casi cómico de este talentoso extranjero que tuvo algunos argumentos cuanto menos extraños a la hora de decir adiós de equipos argentinos.

De su primer paso por nuestro país, en el Atenas campeón de 1990, no hubo manchas. Jugó 37 partidos con 22,3 puntos y 12 rebotes por juego, y se consagró a lo grande. Las peripecias empezaron en 1990/91: había firmado para San Andrés y luego de un partido con Santa Paula de Gálvez, se marchó de noche y sin avisar. En el club lo denominaron traición y días después apareció en Grecia, con todo arreglado para jugar en el AEK.

Volvió a Atenas en 1996/97, pero a mitad de temporada anunció que se marchaba a España, por un reemplazo temporal en el Taugrés (luego Tau Cerámica y ahora Caja Laboral). En el verde se indignaron por su partida, pero no encontraron un reemplazante acorde y el equipo vivió una crisis que hasta hizo peligrar su ingreso a la A-1.

Jordan volvió entonces como salvador, pero durante el verano, y disconforme con el juego de equipo, amenazó con irse nuevamente y declaró: “No puedo dejar de sentirme un payaso que gana buena plata y no logra los triunfos que quiere”.

Al final se quedó, aunque más tarde, en un parate de la Liga Nacional y en plena disputa de la Liga Sudamericana, pidió permiso para irse una semana a EE.UU.. El viaje se demoró 11 días y todos temían no volver a verlo.

En la temporada 1998/99 regresó al país, esta vez en Libertad de Sunchales. Jugó 20 partidos en los Tigres, pero también se marchó antes de tiempo. ¿Qué pasó? Anunció que tenía que donarle parte de su médula a un hermano, que necesitaba un transplante, y dejó el equipo. Antes se tomó el trabajo de conseguir y recomendar un reemplazante: Eric Leckner. Claro, parece que Jordan, más allá de sus justificaciones, había escarmentado. Y se ve que esta vez no quería quedar mal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Info Córdoba

  • Fotos de todos los planteles

A %d blogueros les gusta esto: